viernes, 15 de enero de 2010

Rocío

Me parece un ejemplo fantástico de como trata una chica corriente de santificar el trabajo de estudiante. Además es un buen adelanto de lo que se encontrarán -ambiente universitario- las que este año acaban el colegio.

5 comentarios:

GAZTELU dijo...

Que belleza de chica por fuera y por dentro!!!!
Que razón tienen ustedes de que el ambiente universitario es un campo maravilloso para ejercer un buen apostolado.
Yo tengo una hija en la facultad de derecho,como la del video,y me sorprende muchas veces las cosas que me cuenta de sus compañeros y las buenas contestaciones que da siendo lo tímida que es.
Me emociono cuando veo que empezamos poco a poco a recoger los frutos de tantos años.
GRACIAS Y BUEN DÍA

Angelo dijo...

Es importante insistir a los estudiantes que ahí está su plan de Dios presente para su santificación. A veces pueden caer en la tentación de olvidarse que éste es u trabajo principal. Cualquier testimonio de un joven es una esperanza en una Iglesia viva.

INÉS dijo...

Lo mismo de cada día pero de una forma diferente y con una compañía muy especial...ese es el secreto que muchos hemos descubierto.
Bien este relevo generacional...da mucha alegría.

Pseudonima anónima dijo...

Casi no llego al blog !
Me da muchísima alegría que exista gente como Rocio. No hay mejor forma de emplear la vida que dedicandola a los demás.
En cuanto al relevo generacional que dice Ines, me apunto a este relevo, aunque sea de menos años a más .
Gracias Rocio! Todo esto me toca el alma!
Que descanseis tod@s, que vaya horitas hoy...

Guerrera de la LUZ dijo...

Qué niña más mona.

Gloria al Señor.