jueves, 25 de febrero de 2010

La fuerza de la gracia

¡Este coche puede con todo!
La potencia que nos da la gracia es impresionante. Podemos comprobar la fuerza de Dios que puede con todo.
Hay que acercarse a las fuentes de la gracia, que son los sacramentos, y llenarse de esa poderosa ayuda que gratuitamente nos da Dios.

video

6 comentarios:

GAZTELU dijo...

Es genial!!!!!!
Esto solo lo hace una mujer o no?
Pues si,estoy de abolutamente de acuerdo con la entrada de hoy,la potencia que recibimos en los sacramentos no es nada comparado con el anuncio.Uno sale corriendo y se come el mundo por eso yo se de esas personas "raras" que comulga todos los días y se confiesa frecuentemente.
Yo no podría seguir mi vida sin esas 2 ayudas,ya me cuesta llevarla,no quiero ni imaginar que sería sin ellas....
Me marcho de curso de retiro,rezaré por todos vosotros y muy especialmente por Capellania,para que sigan brindandonos esta ayuda diaria sin desfallecer, además de toda la gran labor que desarrollan fuera de este blog.
GRACIAS Y BUEN FIN DE SEMANA

Guerrera de la LUZ dijo...

Ahí tenemos el manantial de la Gracia, qué grandioso. Sacramentos y oración con el corazón, oración con el corazón y Sacramentos. Si no... pues nada estamos como muertos.


Gaztelu, que el Espíritu Santo se derrame sobre ti, llámale con fuerza. Gracias por las oraciones, hacen mucha falta.

Pseudónima anónima dijo...

Me acaban de dar una idea, que ya me he visto en alguna de esas...!Pero...de verdad que se puede hacer o es un montajillo?.

El acercarse a la confesión , durante muchos años creí que era una manera de "poner en orden la casa" y nada más. Esta semana fui consciente que aunque se vaya con pocas ganas de verdad que Dios te da una alegría inexplicable y un empujón de lo lindo.
Soy exceptica, desconfiada y descreida de toda historia sobrenatural,incluso si me lo contase alguien pensaría: vaya alucinada que es ésta! pero he experimentado que esa fuerza y alegría es la gracia.

Ayer por la noche me preguntaba: qué ha cambiado? aparentemente las mismas preocupaciones, los mismos problemas, las mismas dificultades.
Sí, algo cambió: Dios sale siempre a nuestro encuentro a querernos. Eso no es mérito nuestro,pero si quiere que demos el primer paso, lanzarnos a pedir perdón. Animo a los que se lo estén pensando!

Anónimo dijo...

Comentarios 10!!! Gracias. Unidos en oración.

Nuria dijo...

Para Dios nada hay imposible. Él llega hasta donde nosotros podemos y más allá de lo que nos imaginamos...

Gaztelu, rezare especialmente por ti!! Para que "te cunda" y descanses...

Gracias una vez más!!

Nuria dijo...

Hemos llegado a las 41.000 visitaaaaaaaaaaas!!!

GRACIAS