miércoles, 9 de diciembre de 2009

Con la tele, nos tragamos cualquier cosa

Al final el perro no estaba dentro del aspirador, pero poco faltó...
Con la tele nos pasa igual.
A veces se queda encendida, y nos tragamos cualquier cosa.
¿A que no invitarías a casa a un personaje que dijese o hiciese esas cosas que salen en algunos programas?
Entonces, ¿alguien me podría explicar por qué no tenemos el coraje de apagar ese dichoso aparato o al menos cambiar de canal?
Misterios...

5 comentarios:

GAZTELU dijo...

Mi opinion es que hay gente adicta a la television que la usa como ruido de fondo y otros como mi marido que al tiempo que se hace su sudoki esta viendo la tele,según él es lo unico que no le hace pensar en sus problemas profesionales.
Para mi la caja tonta no existe,leo las noticias a primera hora en internet y solo la uso en mi escaso tiempo para ver peliculas de video.
La programacion actual de la tele es pura basura,yo personalmente eliminaria programas por "decreto ley" por ser nocivos para la salud de las personas y esa es la ley que se aplica en mi casa....como veran soy una autentica dictadora pero me importa TRES.
GRACIAS Y BUENA SEMANA

ARCENDO dijo...

Donde esté un buen libro....
SALUDOS.

Jaime Sanz y Francisco Olalla dijo...

O mil planes mejores, que los hay a mansalva!! Qué razón tienes Arcendo, y me gusta el planteamiento de Gaztelu, que tampoco me parece tan dictatorial....
Son simples costumbres familiares, que se viven en casa y punto.

Nuria dijo...

POR FIN! He estado fuera estos días, sin Internet y la verdad que ya os echaba de menos... Pero ya me he puesto al día...

Yo creo que a veces no es que no tengamos el coraje de no apagar la tele, sino que nos insensibilizamos... enserio, nos pasa que vemos TANTÍSIMAS cosa, muchas desagradables, que otras que a lo mejor no lo son tanto, y nos acabamos "acostumbrando" a ellas. Y así, sin darnos cuenta, nos vamos corrompiendo... porque cuando se va cediendo, la "bola" cada vez se hace más grande. No sé, es mi opinión... aunque creo que otras muchas veces es por debilidad...

Como Arcendo, donde haya un buen libro o un buen blog... ahí que vamos!

Pseudonima anónima dijo...

Por mi casa la tele se ha "desintegrado" desde hace cinco meses, salvo algunas pelis los fines de semana , programas de viajeros , etc y deportes ! A diario leemos, estudiamos como locos. El motivo? Lo hacia por desconectar de todo, ale lo que pusiesen! y sinceramente te deja bien vacío...
En algún comentario no estoy muy de acuerdo: "no invitarias a tu casa a ese tipo de gente". Pues fuera del foco de influencia de hijos, a quien más me gustaría invitar es precisamente a quien más lejos está de mi pensamiento. Este ano por trabajo he tenido mucho
contacto con ese ambiente televisivo. No renuncio a ni una
sola de esas conversaciones, quizá me enseño que
TODOS buscamos algo que nos llene, y muchos les
cuesta ver que es Dios. Si cambia uno solo de los que
dirigen un programa , sabéis la influencia que tendría en la
sociedad?Asi que a formarnos más y mezclarnos más .