domingo, 20 de diciembre de 2009

Los pingüinos que añoran el calor del sol

Toda una divertida lección de vida ordinaria, para que aprendamos a disfrutar lo que tenemos y a no añorar siempre lo de fuera. En estos días de Navidad que se avecinan, creo que pensar un poco en la "historia de los pingüinos" que te propongo, nos vendrá muy bien.
¡Valora lo que tienes, agradéceselo a Dios, y no estés siempre pensando lo que tienen o hacen los demás, como si fuera lo mejor, porque no lo es!

5 comentarios:

Pseudonima anónima dijo...

Esta peli ( happy feet) la ponen el próximo viernes a las 22:00 h en la 1. ( por si alguien la quiere ver o grabar, porque el día de Navidad si Dios quiere pienso disfrutar de la familia y no ver tele!)

Gracias por el comentario de hoy, a mi las cosas materiales siempre me han traído al fresco, después de experimentar que ahí no esta la felicidad. Tuve una época normal que elegí tener poco. Otra que me propuse ser millonetis , lo conseguí y mira tu que alegria encontre que trabajaba casi día y noche y después me iba meses con
un pantalón y una camiseta al sitio mas pobre del mundo,
donde no encontre a Dios pero si algo de paz.

Cuando ya encuentras a Dios ( o eso creo) la sutileza
puede ser añorar algo distinto a la voluntad de Dios para
cada uno , en su sitio,en cada momento. Que trajín, Dios
mío!
Que paséis todos un Domingo estupendo! Y gracias por esto!

Anónimo dijo...

Donde esté el calorcito, que se quite este frío tan espantoso... "Las COSAS esenciales son invisibles" y hay que hacerlas visibles a nuestros ojos... Pues eso.... Dios está ahí. Gracias. AC

Nuria dijo...

AC, ¿cómo consigues decir tanto en 2 frases?
Esta Navidad es un buen momento para regalarle al Niño Jesús todo aquello a lo que estamos agarraos... pero con cariño, no de "morros" como si nos lo estuviera quitando.
Gracias una vez más!

Nuria dijo...

Por cierto, el video es muy simpático!! Dan ganas de ponerse a bailar con "papapingüin" y su peña...

Jaime Sanz y Francisco Olalla dijo...

Veo Nuria desatada, hasta con ganas de bailar. ¡Tremendo! Pero muy bueno lo de los regalos al Niño de aquello a lo que nos hemos agarrao: Pseudo y AC ponen los puntos sobre las íes.