martes, 16 de marzo de 2010

Al alcance de la mano

Es lo que parece querer vender ese chisme; que todo lo que queremos lo podemos conseguir con solo dar un toquecito a la pantalla.
Con las cosas del alma no todo es tan fácil. Si quiero ser generoso con apretar la palabra generosidad, por ejemplo, no basta. Tengo que hacer actos de virtud, y dar de lo mío, dedicar parte de mi tiempo a los otros o servir con alegría a los demás.
Ojalá nuestra respuesta fuera tan rápida como la del artilugio y que del propósito al hecho solo transcurriera un instante.

4 comentarios:

GAZTELU dijo...

Me voy de romeria,encomiendo a todos,y cuando digo a todos es a todos.
Especialmente a Capellania
GRACIAS

adela dijo...

Suscribo tu comentario, Gaztelu. No te vayas sin mí!!!

Sakudos

Pseudonima anónima dijo...

Si mi vida fuese la pantalla del Ipad me gustaría poner una carpeta gordota que pusiese :" El Senor y sus cosas" y de ahí abrir subcarpetas con familia, amigos, trabajo.
Mandaría a la "papelera de reciclaje" mis miserias, a una " carpeta temporal" las cosas materiales que me rodean ( y tengo apegillo) y en "documentos compartidos" pondría que Dios nos quiere...y mucho.

Intentare vencer la tentación para no comprar este "chisme - artilugio" de Ipad!
Buen día a todos y a trabajar mucho y bien!

Nuria dijo...

¡Qué pasada de "cacharro"!
Si no hubiese lucha, pá qué? Muchas veces tenemos que llevar el aparato a arreglar, para que le den unos toques y otra vez en marcha... Que para eso están los sacramentos!

Graciaaaas!