miércoles, 10 de marzo de 2010

¡Lo queremos todo!

El video no tiene desperdicio. Gracias a la colaboradora de Barcelona, que nos lo envía. Somos así con los demás. Para conseguir lo que nos interesa, ponemos todos los medios, a veces hasta los que no son tan lícitos, como la niña del video, que engaña al pobre chico y al final se queda con todo.
Dios es tan bueno que se deja engañar, y nos da más de lo que nos corresponde a cambio de ... nada.
¡Reza y pide!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay que pedir más y con más fe a Dios

Pseudónima an dijo...

Gracias, qué bueno!
Debo de estar muy mal espiritualmente.Donde "los propietarios" ven malas artes y "pobre niño" yo veo perseverancia, y objetivos claros e inamovibles. Y lo del "pobre niño"? creo que lo englobaría en enseñar al que no sabe.

Además de esta broma,( que vaya arpia de muchacha...)gracias por recordarnos "rezad y pedid", me llego al alma, por eso estoy por aqui. Y como la muchacha no perder de vista el objetivo y perseverar.

Hoy pense que Dios quiere de personas leales y perseverantes que pase lo que pase se queden a Su lado también sin preguntar mucho por qué haces ésto con mi vida o con este tema.Además de pedirle mucho ¿habeis pensado, que descanso si aparece un@ que le dice: Lo que quieras... me quedo aqui por si me necesitas.?
Como soy un poco chulilla , me he creido que a mi me quiere en el grupo de lealtad inamovible.Ale , que venga algun niño a rebatirmelo!...

adela dijo...

Los niños son así... pero hay que educar para que nunca, por conseguir lo que queremos, perdamos lo que tiene más valor.
Eso del grupo de la lealtad esta muy bien, pseudo. La fe, el alma y las personas que forman parte de nuestra vida, no tienen precio.
GRACIAS.

Anónimo dijo...

Sin gritos y sin lloros,pero sin perder su objetivo...esa niña llegará lejos!E

GAZTELU dijo...

Pienso sinceramente pseudo que estás en el grupo de "lealtad inamobible".
La fidelidad es una virtud que Dios la valora infinitamente como también nosotros.
Ser fiel en la vida es una autopista que termina en el cielo.
Personalmente para mí ,la fidelidad es fundamental para todo,
por eso muchas veces cuando estoy delante del sagrario,le pregunto
Señor te estoy siendo fiel?
ayúdame a serlo cada día más.
GRACIAS

Nuria dijo...

Jajaja, qué crack la niña!
Si pusieramos el mismo empeño en las cosas de Dios, el munod sería distinto... aunque la verdad es que me horroriza un poco pensar en un mundo en el que todo fuera perfecto...

Dios es buenísimo, a veces demasiado. Porque anda que no le hemos hecho "jugarretas" más de una vez... y Él sigue ahí esperándonos para darnos un abrazo, como al hijo pródigo...
Él sí que es un CRACK

Gracias!!!!